Vitro requirió un stand de 6 metros cuadrados donde hicimos unos paneles de rápida instalación con un mobiliario que constaba de un counter de atención con soportes a los costados para guardar brochures y adicionalmente una mesa adosada a los paneles laterales con dos de nuestras sillas con acabado Kraft.